Dices

Dices que ahora sí vas a trabajar, dices que te va alcanzar el tiempo.

Dices que este día sí va ser mejor que el de ayer, que te vas a librar por fin de la mala racha.

Dices y dices.

Y resulta que fuera de lo previsto, te pasa lo impensable.

La coincidencia no esperada, desastrosa, nefasta, madreadora.

Estuviste en el lugar incorrecto en el momento no deseado y te fue imposible moverte al instante de la tragedia.

Te sientes fulminado por un rayo, ahogado por una inmensa ola, calcinado por el más insolente rayo de sol.

Recuerdas tus decires, tus deseos, tus intenciones, tus buenos propósitos, tus ‘ahora sí’.

Y los ves evaporarse, escuchas cómo se estampan contra el suelo, cómo el destino indómito se atreve a pisotearlos.

Puedes ahogarte en el lamento, sumirte en la miseria. Puede levantarte, sacudirte y reemprender el vuelo.

Tú decides. Pero decide.

Un comentario sobre “Dices”

Los comentarios están cerrados.