Feliz

Éste no será un ejercicio de escritura, será un ejercicio de imaginación. Sí, tú tranquilo o tranquila. Ponte cómodo, afloja los hombros, deja que se escape esa tensión acumulada del día. Extiende tus piernas para que la sangre circule con mayor agilidad por tu cuerpo. Si puedes descálzate, que sientan tus pies la textura del azuelo, duela, alfombra… Continúa leyendo Feliz

La isla

Tengo varios días con un sueño muy extraño. Me encuentro en la orilla en la playa de arena fina y a la que llegan olas tranquilas. El sol está despuntando y se asoma a mi izquierda, así que levanto el brazo sobre mi cara para cubrirme sus rayos. Al fondo, monumental, se yergue una pequeña isla, que no importando su tamaño luce presuntuosa en medio de aquella costa. Continúa leyendo La isla

Extremos

Hay de mañanas a mañanas. Las que despiertas como si un vampiro te hubiera chupado el alma a medianoche, y las que despiertas con ganas de comerte al mundo. Las que te bajas de la cama del lado correcto, y las que la cama aculuma tremendas ganas de escupirte. Las que comienzan como si se escuchara de fondo la Marcha Fúnebre de Chopin, y las que traen de soundtrack Amárrame de la Mon. Continúa leyendo Extremos