¿Quién ***** es Víctor Esparza?

Mi nombre es Víctor Esparza de la Garza. Nacido en Monterrey, N.L., soy el mayor de 6 hermanos, mis padres viven aún por fortuna y cuento con 34 años de edad. Saliendo de preparatoria comencé la Licenciatura en Derecho en la UANL y dos años después (1997), cumplidos mis 18 años, ingresé al Seminario Salesiano de Tlaquepaque, Jalisco, pensando en la posibilidad de convertirme en sacerdote En agosto de 1999 me instalé en Tlalpan, Ciudad de México, para comenzar estudios de Filosofía correspondientes a la carrera eclesiástica, y un año después, agosto 9 del 2000, durante un viaje entre el DF y Guadalajara poco antes de llegar a Salamanca, Gto., el vehículo en el que viajaba volcó resultado lesionado de la sexta cervical (cuello), con más precisión sección medular y su derivada cuadraplegia, por lo que desde entonces empleo silla de ruedas para trasladarme y otros menesteres implícitos.

Después de tres meses de hospitalización volví al hogar familiar, en donde vivo desde entonces. Permanecí «afiliado» a la congregación salesiana hasta el 2005, período en el que concluí estudios de filosofía en el seminario local y comencé la Licenciatura en Psicología (2004), la cual finalicé después de varios contratiempos de salud en agosto del 2012. Desde abril del 2008 me desenvuelvo como todólogo del Internet desarrollando contenidos y estrategias de comunicación digital, escribiendo para varios sitios, realización y mantenimiento de sitios web primordialmente, abierto en todo momento a involucrarme en proyectos en los que pueda tanto aprender como aportar mi granito de arena. El pasado agosto (esta vida mía marcada desde inmemoriales años por este mes) comencé la Licenciatura en Gestión Cultural en la UdeG Virtual y me veo en un futuro ejerciendo ambas profesiones -psicólogo y gestor cultural- y participando en actividades culturales en pro de volver la cultura herramienta transformadora de la sociedad, ¡claro que se puede!

En diciembre del 2012, y con la intención de conmemorar cinco años de estar dedicándome a las letras, decidí comenzar la organización de una colección de relatos personales y de ficción, poemas y frases acumulados desde 1997, dando con ello forma a TODO CABE EN UN, libro que publiqué en diciembre de manera independiente con apoyo de Magaly Pinal y Jaime Reyes Retana, teniendo oportunidad de presentarlo tanto en Guadalajara como Monterrey, y organizando su presentación en el DF para el próximo 23 de abril, en el marco de la celebración del Día Internacional del Libro. Entre mis propósitos se encuentra seguir escribiendo, publicar mi primera novela y mantenerme vinculado a todo aquello que tenga que ver con las Humanidades, que me apasiona y ha venido conformando mi personalidad.

Con mi madre y hermanas, 17 diciembre 2013.
Con mi madre y hermanas, 17 diciembre 2013.

Presentación TCEU en DF

Luego de haberlo presentado el mes de diciembre tanto en Guadalajara como en Monterrey, me llegó -al fin- el gusto por hacer lo propio en el Distrito Federal, me refiero a la presentación de TODO CABE EN UN con amigos y cuanta persona se sienta con interés por acudir.

Me acompañarán cuatro amigos que quiero, admiro, valoro, y agradezco el tiempo y aporte al evento con su participación: Miguel Cane, Fernanda Solórzano, Noemí Guzik y José Gutiérrez. Además, agradezco de antemano también la presencia de Luis Odriozola, a quien tendré el placer de conocer ‘en vivo’, amenizando musicalmente el evento.

Además de las respectivas charlas de presentación, más que discursivas con una tonalidad de conversación entre amigos, se hará la lectura de algunos de los textos acompañándolos de canciones, nostalgia y alegría, rematando un merecido brindis mezcalero como la tradición (espero) manda.

Sirvan estas palabras como una sentida invitación al evento, a llevarse a cabo el próximo miércoles 23 de abril -coincidentemente Día Internacional del Libro- a partir de las 7 de la noche en el Centro Cultural Nelson Mandela, en el Parque Lincoln, Polanco, Delegación Miguel Hidalgo, lugar que según me cuenta está muy chulo y me honra aprovecharlo para la ocasión. Nos vemos ahí.

presentacionDFtceu

Decretando

Como algunos están enterados, el pasado lunes 17 de febrero fui sometido a un procedimiento quirúrgico, específicamente en la parte lateral exterior de la pierna izquierda, dando por terminado un largo (muy largo) idilio con una úlcera por presión que me aquejaba desde la década pasada. El resultado fue por demás satisfactorio y espero para mañana por la noche estar de vuelta en casa, donde pasaré otras tantas semanas en recuperación pero ya desde la comodidad del hogar.

Esto es dar un pasito auxiliar en el proceso que estaré llevando en el Instituto Nacional de Rehabilitación (Xochimilco) a partir de abril, entre tratamiento contra osteomelitis y más cirugías, para ‘recuperar’ la usabilidad de mi cadera, madreada también de años atrás y a la que por erróneos diagnósticos y desidia fui retrasando su atención, hasta caer el pasado enero en las buenas manos de los especialistas del INR.

¿Por qué compartirlo? En primera, porque desde hace años asumí ventilar parte de mis vivencias y pensares como una manera de interactuar con el «resto del mundo», propios y ajenos, tanto que hasta un libro brotó de ello. En segunda, a muchos de quienes terminarán leyendo estas líneas los considero amigos, compañeros de ruta, camaradas, hermanos incluso, y me interesa hacerles participe de estos detalles médicos que -anticipo- van encaminados a volverse una constante por algún tiempo. Y en tercera, porque escribir es para mí parte de una tarea de reconocimiento, asentamiento de lo vivido, espacio para aglutinar lo sucedido y darle forma en mi historial de vida, quedando por lo tanto registrado (como tantos otros eventos) y vuelto palabra.

Concluyo, además de agradeciendo sus porras, buenos deseos y muestras de afecto, compartiendo otra cosa a modo de decretarlo, e invitarlos de paso a que lo decreten conmigo. Tengo el vehemente deseo de aprovechar una visita a la capital del país la penúltima semana de abril -por consulta en el INR- para la presentación de Todo Cabe En Un en el DF, y el día (la noche más propiamente dicho) que tengo imaginado-vislumbrado-considerado es el miércoles 23 de abril, coincidiendo de la más casual de las maneras con el Día Internacional del Libro. A partir de hoy corren 2 meses para preparar aquello con el más cuidadoso de los detalles, no tengo ahorita más que el día definido, con seguridad estaré solicitando ayuda de varios de por aquí, pero habiendo amor y querencia las cosas fluyen. ¿Me acompañan?

PaqueteLEAS el TCEU

Como la mayoría está enterado, en diciembre publiqué mi primer libro, TODO CABE EN UN, presentado ya en Guadalajara y Monterrey (y con fecha pendiente en próximos meses en el Distrito Federal). Su venta ha sido principalmente en el par de presentaciones realizadas y reuniones exprofeso aquí en mi ciudad, y no está contemplada -a corto y mediano plazo- su distribución física en algún espacio ad hoc para ello (entiéndase librerías).

Estoy muy contento por saber que muchos de entre quienes lean estas nota ya cuentan con un ejemplar, y recibido sus felicitaciones, lo cual resulta tremendo estímulo para mantener una constancia en esto de la escritura, lo cual veo como un modo de vida, y cito las palabras de Richard North Patterson, «la escritura no es producto de la magia, sino de la perseverancia».

Desde luego que me importa llegue a más de ustedes: mencionaba en días pasados el conducto (enviando mail a libro@victor.mx) para establecer contacto y fomentar su venta. En ese sentido, y en vista de la ya próxima fecha del 14 de febrero, he decidido lanzar una iniciativa que espero tenga buena recepción, y agradezco de antemano la atención prestada a la misma.

La iniciativa en cuestión es ARMAR UN PAQUETE consistente en:

  • Libro Todo Cabe En Un -dedicado-
  • Playera impresa (100% algodón serigrafiada) con frase alusiva a la lectura
  • Tríptico impreso en opalina con la colección de aforismos Mujer algo/TODO (6 frases, ejemplo).
  • Envío a cualquier parte de la república (o entrega a domicilio en Monterrey)

Las playeras están disponibles en dos modelos, a elección del comprador:

CamisasLeer

No hay talla estándar: al momento de hacer el pedido se selecciona Tipo de corte (H-M) y talla (CH-M-G-XG) de la playera.

playeras

El costo del paquete:

MONTERREY:

  • Con una playera: $380 Dos: $500

CUALQUIER PARTE DEL PAÍS (envío vía Estafeta):

  •  Con una playera: $450 Dos: $580

FORMA DE PAGO:

  • Transferencia/Depósito bancario o Paypal

Para facilitar el que se animen a su compra, comparto a continuación un formulario de pre-venta, en donde vienen los datos necesarios para la adquisición del paquete según la personalización de cada comprador. Como la intención es que pueda servir como regalo (o autoregalo que también se vale) para el 14 de febrero, la iniciativa está disponible a partir del 29 de enero y HASTA EL MIÉRCOLES 5 DE FEBRERO. De modo que puedan armarse los paquetes y el lunes 10 de febrero estén enviándose por paquetería para que lleguen sin contratiempo.

Cualquier duda del procedimiento, favor de comentármela a través de los comentarios de esta nota, al correo libro@victor.mx o en Twitter: @vicesparza. Reitero de antemano mi gratitud por la lectura hecha a estas líneas y animarse a adquirir el paquete.

*****

QUIERO ADQUIRIRLO (Después de recibidos los datos, se te enviará como respuesta la CLABE y/o datos bancarios o solicitud de pago Paypal según se desee).

[contact-form-7 id=»456″ title=»TCEU+Playera»]

Un año

El motivo de esta entrada es celebrar el primer año de existencia de este sitio. Se han acumulado desde entonces 53 entradas, entre reflexiones personales (las menos), escritos de ficción, y opiniones sobre literatura y cine. Sin la constancia que me agradaría, he venido a compartir aquí en más de 140 caracteres aquellos asuntos que me parecen dignos de mantener en la memoria a través de las palabras, siendo injusto desde luego con tantos otros que también las han ameritado.

No me extiendo, pero sí me tomo el gusto de compartir el texto que preparé para la presentación de «Todo Cabe En Un» el pasado 17 de diciembre en Monterrey, y recordando el procedimiento para adquirirlo a quien así lo desee.

*****

Recuerdo la primera ocasión que visité este colegio después del 9 de agosto del 2000. La mañana fría del 31 de enero del 2001, fiesta solemne de San Juan Bosco, me trasladaban hasta aquí envuelto en tres chamarras y un cobertor sobre las piernas, quizás resultando también la primera salida de casa de dicho año, que por cierto, padecimos un crudo invierno, profunda metáfora del que estaba atravesando mi vida a raíz del accidente sucedido cuatro meses antes.

Para mediados de año, me entero por el entonces padre inspector interino Héctor Guerrero, que a partir de agosto quedaría adscrito a la comunidad salesiana del colegio, teniendo como hermanos «formalmente» -desde mi llegada a Monterrey en octubre del 2000 se comportaron como tales- a Federico Mujica (director), Mario Escalante y Rafael Ruiz. Ello como parte del regalo que se complementaba tremendamente con saberme y sentirme partícipe de un organismo vivo, pujante y educador como resulta toda institución educativa.

Desde aquel agosto y hasta agosto del 2005, formé parte activa en la medida de mis oportunidades en las actividades de esta que se volvió mi segunda casa, una en la que igual recibía desde el cordial saludo de un profesor hasta la pregunta ametrallante de un chiquillo de primaria: «¿qué te pasó, por qué tienes manos de gelatina?». Casa que me vio reír, rezar, reflexionar, llorar e incluso escribir, como atestigua la página 103 del libro que amerita este encuentro:

7:48. Miro por la ventana: chiquillos corriendo, madres de familia fragantes y olorosas que traen a sus hijos a clase, empleados, maestras, más niños. El ruido de una máquina de escribir traspasa la pared. Pienso.

Pero aquella mañana no me hubiese atrevido a pensar que varios años después estaría este 17 de diciembre delante de ustedes, con el corazón estrujado y agradecido por su presencia, con un cúmulo de sentimientos traducidos en estas palabras, para compartirles una parte de mí transformada en libro, titulada TODO CABE EN UN. Porque, y gran gusto tendré en que así les resulte, cada página de él condensa un instante de mi vida y en los que muchos de ustedes han estado ahí, formado parte, animado con entusiasmo, empujando, sosteniendo, ilusionando, queriendo junto conmigo, por lo que cualquier cosa que pueda agregar sale sobrando.

A modo de agradecimiento, extiendo para ustedes las palabras que escribí para mi familia, cómplices primarios de cada cosa que emprendo con su asistencia y cariño diario, en uno de los momentos de mayor apremio de salud que he pasado estos 13 años, tan bien sorteado que sigo aquí en pie de lucha:

No me rindo: me abrazo con ustedes…
No me desespero: espero junto a ustedes…
No me desilusiono: anhelo junto a ustedes…
No me siento a verlos correr: los impulso…

MUCHAS GRACIAS.

vic